El Nougat Imprimir
 
alt
El nougat es una masa de almendras (o de otros frutos secos), azúcar y cobertura de chocolate, que debe ser consistente y moldeable.

Junto a la crema ganache y al mazapán, es uno de los productos más importantes en la elaboración de bombones.

El nougat o gianduja —como es llamado en Francia— es una base muy utilizada en la preparación de bombones de excelencia. La receta es muy sencilla, y se utiliza una parte de frutos secos, una de azúcar y una de cobertura de chocolate, que, para efectos de sabor y color, puede ser de los tres tipos (bitter, de leche y blanco).


La almendra se tuesta según la intensidad del aroma que presenta. En cualquier caso, si se utiliza avellana, ésta debe tostarse hasta que pueda ser pelada; también deben tostarse las otras semillas, como piñones, las castillas o las nueces. Luego, estos frutos deben ser triturados, mezclados con azúcar y molidos con una laminadora, hasta conseguir una consistencia oleosa. A continuación, se mezclan con cobertura fundida.

Al pasar la masa de nougat nuevamente por el rodillo, y una vez enfriada, ésta adquiere su untuosidad. De ahí que la preparación de las masas de nougat esté reservada
para los profesionales, pues una laminadora de estas características sólo se encuentra en una buena chocolatería o pastelería.

PREPARACIÓN DEL NOUGAT

El nougat es un producto final muy fácil de trabajar, y al momento de fabricar un bombón puede entregar variadas presentaciones.

Como bombón, este producto puede recubrirse simplemente con cobertura templada y adornarse con algún tipo de decoración. Por tanto, elaborar bombones con nougat es muy sencillo, y gracias a las diversas técnicas existentes, se puede fabricar una gran variedad con este producto de fina calidad.
alt
Para preparar bombones podemos cortar la masa en tiras de 10 a 12 centímetros de espesor, y después en rectángulos, cuadrados o triángulos. Se pueden formar productos de varios colores, mezclando los diferentes sabores de nougat.